MUSEO ARQUEOLOGICO DE SANTIAGO

Santiago, Chile

2005

MUSEO ARQUEOLOGICO DE SANTIAGO

Santiago, Chile

2005

MUSEO ARQUEOLOGICO DE SANTIAGO

Santiago, Chile

2005

El Museo Arqueológico de Santiago, ocupa parte de uno de los edificios que da forma a la Plazuela Mulato Gil en el centro histórico de Santiago. Contiguo al nuevo edificio del Museo de Artes Visuales, este antiguo pabellón, exhibe en su interior una extraordinaria colección de arte precolombino chileno.

En una propuesta museográfica audaz, la dirección del Museo de Artes Visuales y del Museo Arqueológico, consientes de la influencia del arte primitivo en el arte contemporáneo, dispusieron que al Museo Arqueológico se accediera a través del Museo de Artes Visuales.

La primera operación necesaria para crear las condiciones propicias para un pequeño museo, consistió en un refuerzo de la estructura de la casona neocolonial construida a principios del siglo XX. Este reforzamiento de los muros, permitió eliminar los tabiques intermedios y dar paso al posterior vaciado del espacio, creando así la mayor amplitud posible para la sala.

La fachada austera de la casona, en la que prevalecen los marcos de madera de roble, contiene en todo su largo un corredor superior y otro inferior. Atendiendo al carácter patrimonial de esta construcción, se evitó una intervención que alterara el carácter original. El corredor inferior mantuvo intacto su forma y continúo siendo un espacio intermedio desde donde se accede al Museo de Artes Visuales. En cambio, el corredor superior se transformó en un espacio interno que se suma a la sala del Museo Arqueológico. Para cerrar este espacio, diseñamos un panel vidriado relleno de ramas de mimbre donde una luz filtrada se cuela por los intersticios de las varillas.

La fachada del pequeño museo está expuesta a la mayor exposición del sol. Por ello se tuvo en cuenta una alta densidad del ramaje que controlara el paso de la luz para la preservación de las piezas al interior de la galería, al tiempo que la luz filtrada creaba un interior umbrío. El brillo del vidrio nos hace concientes del carácter contemporáneo de la obra y el tejido azaroso del relleno interior nos remonta a la historia evocando las antiguas chozas indígenas. Al interior de la sala, rigurosamente pintada de negro, propusimos una vitrina continua blanca y luminosa, donde se exalta el arte de nuestros antepasados. La luz de estas vitrinas alumbra suavemente el resto de la sala sin comprometer la penumbra indispensable para trasportar al visitante a un tiempo remoto.

MUSEO ARQUEOLOGICO DE SANTIAGO

Santiago, Chile

2005

Ubicación: Centro Histórico, Santiago, Chile.
Año Proyecto: 2004
Año Construcción: 2004-2005
Área Construida: 204 m2
Arquitecto:Cristian Undurraga
Colaboradores: Orlando Etcheberrigaray, Carlos Flores,
Francisco Farias.
Ingeniero Estructural: Jose Jimenez, Rafael Gatica.
Empresa Constructora: GALCO.
Fotografia: Luis Poirot